Turrón a la piedra sin azúcar

#Navidad 08 diciembre 2018

La Navidad sin un buen turrón no es Navidad, pero en el mercado no he encontrado ningún turrón que al menos el 30% sea azúcar refinado o edulcorantes, incluso las recetas caseras llevan el 45%. Por eso he estado experimentando hasta dar con las cantidades perfectas utilizando dátiles, que simplemente es fructosa natural. Entre mis amigos y familia ha sido un éxito, les costaba creer que no llevaba nada de azúcar. Espero que os guste tanto como a nosotros.


INGREDIENTES



  • 350 gr. de almendra tostada sin sal

  • 150 gr. de dátiles sin hueso

  • 4-6 tiras de piel de limón (sólo la parte amarilla)

  • 1 cucharadita de almendra


UTENSILIOS



  • Cajita de madera

  • 2 folios


PREPARACIÓN



  1. Introduce los dátiles sin hueso y las tiras de limón en el vaso y tritura 5 seg/vel 6. Con la espátula baja la pasta hacia el fondo y despega los restos de las paredes y de la base del vaso y vuelve a triturar 5 seg/vel 6.

  2. Añade las almendras y la canela. Tritura 15seg/vel 6.

  3. Con la espátula, baja la pasta hacia el fondo y tritura 30seg/ vel 6, tiene que tener aspecto de serrín y ligeramente aceitoso. 

  4. Si no es así, vuelve a triturar de nuevo 30 seg/ vel 6, realiza este paso sin el cubilete y no pierdas de vista la mezcla, quizás tienes que parar este proceso antes.

  5. Coloca los folios en el fondo de la cajita de madera y espolvorea un poquito de canela.

  6. Introduce la mezcla en la cajita de madera forrada con los folios y aplástalo ligeramente con la espátula.


CONSEJOS


Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que te dejo un enlace para ver cómo forrar las cajas de madera con los folios. https://www.youtube.com/watch?v=jXip15Zkg2U 


Si las almendras decides tostarlas en el horno recuerda que tienes que dejarlas enfriar dos horas antes de comenzar la receta.


Colócalas en una bandeja de horno con papel de hornear a 180ºC durante 4-8 minutos. Te aconsejo que estés pendiente en todo momento, porque hay un paso de la gracia a la desgracia. También es importante que las saques del horno con un ligero tostado, ya que una vez fuera siguen tostándose con su propio calor.